Amazing!

Oh mother fuckers, pensábais que os habíais librado mis tostones eh? pues no chavales, aquí estoy de nuevo a reventar granos y relajar un poco esos muscles que estamos todos muy tensos.

Se ha terminado el verano (ya hace, ya) y ha empezado casi casi el invierno, y la pereza que rodea esta época del año dadas las pocas horas de luz y el frío atenazante no pueden evitar que salgas, que visites exposiciones, vayas a conciertos, descubras tascas repelentemente maravillosas, y recuerdes que hay un sitio muy especial en el que puedes sumergirte durante 20 minutos, una hora u hora y media (o dos!).

T e a t r o. Hablo del teatro. Tras nuestra reciente colaboración en “¿A quién te llevarías a una isla desierta?”, no podía por menos que animaros a descubrir obras geniales, con guiones emocionantes que no están en los grandes teatros pero que seguro un día estarán…aunque…será tan bonito?

A quién te llevarías a una isla desierta

La obra de Jota Linares nos ha emocionado. A nosotras, a nuestros amigos, y al que teníamos al lado. No voy a dar detalles porque igual que agradecí que no me los dieran en su momento, recomiendo ir “virgen” a verla. La cantera que maneja Jota Linares es de primer nivel. A algunos ya los había visto en otros cortos de Jota Linares, o en otros proyectos, pero no puedo dejar de echarles flores. Salí encantada, y he de decir que yo, mujer de hielo que se precie, dejé de serlo por un momento. No hay pruebas gráficas, pero tengo testigos. Si estáis o venís a Madrid, no lo penséis e id a verla. Cerrad los ojos, soñad, recordad, imaginad y volveréis a ese momento, ese momento que todos hemos tenido…

Luego no digáis que no avisé…

Este post no iba a ser una reseña sobre la obra, y de hecho no lo va a ser, pero no puedo evitar que sea el pistoletazo de salida para abogar por los talentos que tenemos en el mundo del arte en este país. Gente como Jota Linares, Juan Blanco, Maggie Civantos, Abel Zamora y María Hervás en este caso, nos las estamos perdiendo! Estos chicos tienen luz, genio, que brillan tíos, que brillan!!!! Y digo nos las perdemos porque no las podemos disfrutar tanto como nos gustaría. Ojalá las ayudas públicas, los mecenas, las fundaciones, quien sea que ponga pasta para que esta gente pueda pagar el alquiler y sobrevivir haciendo eso que tan bien hacen, que es, nada más y nada meno, que el gran trabajo de conseguir emocionarnos…

Me estoy poniendo un poco ñoña, nada habitual en mí, lo sé, pero no puedo dejar pasar esta oportunidad para recordaros a todos y cada uno de vosotros, que esta vida es solo una, y que las emociones, nos hacen sentir vivos.Reall alive. No os olvidéis de ello…nunca

Nunca…

La Cuarta en Punto